Cómo promover la igualdad de género en el trabajo

Desde hace muchos años, el tema de la igualdad de oportunidades en el trabajo ha sido uno de los más discutidos en todo el mundo. Aunque en los últimos años se ha avanzado mucho en este aspecto, todavía queda mucho por hacer para lograr una verdadera igualdad de oportunidades en el mundo laboral.

En la actualidad, la desigualdad de género todavía sigue vigente en nuestra sociedad, y en uno de los aspectos que más afecta es en el laboral.

¿Cómo se puede abordar esta situación?

En Formación Novapro llevamos muchos años de experiencia ofreciendo a nuestros alumnos contenidos sobre la igualdad de género y, entre ellos, destacan aquellos que enfocamos en el entorno empresarial.

Puedes conocer nuestros cursos acreditados de igualdad de género en nuestra web, pero de igual forma queremos adelantarnos y contarte como puedes promover un entorno inclusivo en el ámbito empresarial.

Fomentar la igualdad de oportunidades

Para empezar, uno de los aspectos que suelen fallar en muchos negocios es que no existen las mismas oportunidades para hombres como para mujeres.

Esto lo puedes ver en el momento de buscar trabajo o bien en los cargos más importantes de la empresa, las mujeres suelen tener mayores dificultades para acceder a ellos.

Hay varias formas de fomentar la igualdad de oportunidades en el trabajo.

En primer lugar, es necesario sensibilizar a la población sobre este tema, para que todos comprendan la importancia de la igualdad de oportunidades y se comprometan a luchar contra la discriminación.

En segundo lugar, es necesario garantizar que las leyes existentes contra la discriminación se cumplan eficazmente. Para ello, es necesario que existan mecanismos eficaces para denunciar y sancionar las situaciones de discriminación.

En tercer lugar, es necesario fomentar la diversidad en el mundo laboral, para que todas las personas se sientan incluidas y tengan las mismas oportunidades de desarrollo profesional. Para conseguir estos objetivos, es necesario que todos los sectores de la sociedad, desde el gobierno, las empresas y la academia, trabajen conjuntamente en favor de la igualdad de oportunidades en el trabajo.

Remuneración salarial

La remuneración salarial igualitaria es un principio que se aplica tanto a hombres como a mujeres y se basa en la idea de que todas las personas deben recibir el mismo salario por el mismo trabajo.

Este principio se basa en la igualdad de oportunidades y en la no discriminación, por lo que se considera que todas las personas deben tener las mismas oportunidades de acceder a un empleo y de ser remuneradas de forma igualitaria. Aunque el principio de remuneración salarial igualitaria se aplica a todas las personas, es especialmente importante para las mujeres, ya que históricamente han sido discriminadas en el ámbito laboral y han tenido menos oportunidades de acceder a empleos bien remunerados.

En la actualidad, gracias a la legislación existente, la remuneración salarial igualitaria se está imponiendo poco a poco en el mundo laboral, aunque todavía queda mucho por hacer para que se cumpla de forma generalizada.

Luchar contra la discriminación y acoso

Discriminación y acoso en el lugar de trabajo son problemas muy graves que afectan a muchas personas en todo el mundo. Estos problemas pueden tener un impacto muy negativo en la vida de las personas que los sufren, y pueden impedirles conseguir y mantener un buen trabajo.

Es por eso que es muy importante luchar contra todas las formas de discriminación y acoso en el lugar de trabajo. Todas las personas deben tener el mismo acceso al empleo, y nadie debería ser víctima de discriminación o acoso laboral.

Impulsar una mayor participación de las mujeres en los órganos de decisión de la empresa

Desde hace muchos años, se ha venido hablando de la necesidad de impulsar una mayor participación de las mujeres en los órganos de decisión de la empresa. Y es que, aunque cada vez hay más mujeres que ocupan puestos de responsabilidad en las grandes compañías, todavía hay mucho camino por recorrer.

Según un informe de la Comisión Europea, en la actualidad, solo una de cada cinco personas que ocupa un puesto de director general en las empresas europeas es mujer. Y es que, aunque cada vez hay más mujeres que estudian carreras técnicas y económicas, todavía hay un gran desequilibrio en cuanto a la representación de las mujeres en los puestos de alta dirección. Este desequilibrio se debe, en parte, a la existencia de una serie de barreras que dificultan el acceso de las mujeres a puestos de responsabilidad.

Entre estas barreras, destacan el hecho de que muchas mujeres no tienen la misma formación académica que los hombres y, por tanto, no están preparadas para optar a puestos de alta dirección; el hecho de que muchas mujeres no disponen de redes de contactos profesionales; y el hecho de que, en muchos casos, las mujeres no cuentan con el apoyo de sus familias para desempeñar un puesto de alta responsabilidad.

Aunque la situación está cambiando, y cada vez son más las mujeres que están rompiendo las barreras que se interponen en su camino, todavía queda mucho por hacer.

En Formación Novapro deseamos que se siga impulsando la igualdad de género entre hombres y mujeres, por ello, te recomendamos echarle un vistazo a alguno de nuestros cursos para formarte con ellos.

Igualdad de género en la educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close My Cart
Close Wishlist

Close
Navigation
Categorías
Abrir chat
¿Hablamos?
👋 Hola.
¿Necesitas ayuda o información?
Chatea con nosotros por Whatsapp.